Neumáticos

El componente más importante de un automóvil es el neumático. Recuerda que es el único elemento del vehículo que está en contacto con el suelo, y por tanto de él depende la adherencia, la estabilidad y la distancia de frenado. Pero también tiene una influencia sobre el consumo de nuestro coche y, por ende, sobre las emisiones.

Así, el tipo de neumáticos y su estado, no solamente influye sobre nuestra seguridad y la de los otros usuarios de la carretera, también tiene un impacto en el medioambiente. ¿Qué podemos hacer entonces para minimizar su impacto?

Es importante comprobar la presión de los neumáticos de forma habitual ya que una presión inferior a la recomendada, aumenta el desgaste del neumático y provoca un incremento del consumo de combustible, lo que lleva a unas mayores emisiones de gases de efecto invernadero, como el CO2, y de gases contaminantes.

Una presión superior a la recomendada, podría ayudar a reducir el consumo del carburante, pero es algo que desaconsejamos categóricamente. Un neumático sobreinflado es tan peligroso como uno con poco aire. El contacto con el asfalto es menor de lo que debería afectando negativamente a la adherencia, tanto en seco como en mojado, y alarga las distancias de frenado. Además, está sometido a un mayor estrés de rodadura que podría en algunos casos provocar un reventón.

Recuerda visitar Autodear taller de coches en León para cambiar y revisar la presión de los neumáticos.