La historia del extraño Ferrari 166 MM ‘Uovo’

En AutoDear S.L. chapa y pintura León, os traemos la historia de un raro Ferrari, el 166 MM.

El apodo “Uovo” (huevo, en italiano) le viene por su peculiar forma. Se trata de una realización de la Carrozzeria Fontana y del escultor Franco Reggiani a petición del Conde Giannino Marzotto para plantarle cara a los Ferrari de fábrica en la temporada 1951.Encerrado durante 20 años, RM Sotheby’s lo expone esta semana en la muestra parisina de Rétromobile, aunque el coche será una de las estrellas de la subasta de Monterey, el próximo mes de agosto.

Aunque a principios de los años 50, el aerodinamismo no era la principal preocupación de las escuderías, especialmente de Ferrari, ya se tenía algunas nociones a raíz de los trabajos realizados en los años 30 de precursores, como el Pr. Wunibald Kamm (BMW 328 Kamm-Coupé) o Carl Breer (Chrysler Airflow). Y este Ferrari “Uovo” es un ejemplo más de la ingenua búsqueda de un vehículo aerodinámico.

Giannino Marzotto encargó al escultor Franco Reggiani el diseño de un coche aerodinámico. Pensó que un escultor, por trabajar en tres dimensiones, tendría un mejor enfoque a la hora de crear una carrocería aerodinámica. Eso sí siguiendo sus instrucciones. La Carrozzeria Fontana, de Padua, sería la encargada de vestir el Ferrari 166 MM con la carrocería imaginada por el escultor.

autodear-s-l-166-mm

Su diseño creó cierta controversia. En Ferrari no estaban muy impresionados por el resultado y el propio Marzotto lo calificaba de “horriblemente bello”. Sin embargo, una vez en competición, el 166 “Uovo” se reveló ser una excelente apuesta. Lideró las Mille Miglia de 1951 y el Giro de Sicilia del mismo, hasta que ambos casos tuvo que abandonar debido al bloqueo del diferencial trasero. Finalmente, fue en la Coppa Toscana de 1951 que el Ferrari 166 “Uovo” se impuso.

En 1952, volvió a competir en las Mille Miglia, pero una vez más la Escuderia Marzotto no pudo hacerse con la victoria. A finales de los años 50, el coche compitió en algunas carreras en California, ya con su nuevo dueño. Después cambió de manos varias veces hasta que su actual dueño lo compró en 1986 y devolvió el coche a Italia.

Estuvo expuesto durante un tiempo en el museo Enzo Ferrari y participó en algún que otro evento de clásicos, como la evocación de las Mille Miglia, pero hace ya 20 años que nadie había vuelto a ver el coche; hasta esta semana en Rétromobile. Luego, en agosto, después de 30 años, el Ferrari 166 MM “Uovo” tendrá un nuevo dueño.

autodear-s-l-166-mm-2

 

En AutoDear S.L. León damos las gracias a “Motorpasion.com